X
¿DESEAS RECIBIR ESTA Y OTRA INFORMACIÓN VÍA CORREO ELECTRÓNICO?

background img
Undo




Matando a la gallina de los huevos de oro

Irisdea Aguayo / [email protected]2022-04-20



Según especialistas, en una economía como la de Sonora, uno de los principales detonantes del movimiento económico en el estado es la inversión que se realiza desde el gobierno.

En liderazgos empresariales esta tesis toma sentido cuando el gobernante, como fue el caso de Eduardo Bours, se esforzaba, no solo en decir, sino en incentivar la inversión en infraestructura.

Crear obras de infraestructura desde el gobierno multiplica la llegada de impuestos en la federación, el estado y el municipio, pero además, en el caso de la construcción, impacta más de 30 sectores productivos, de esa magnitud es la derrama económica.

Eso por una parte.

En el caso del sector minero en Sonora, la inversión que realizan las diversas empresas que lo conforman, es alrededor del 77 porciento de la inversión del estado, es decir que si en este 2022 el gobierno ejercerá casi 67 mil millones de pesos, paralelamente el sector minero invertirá más de 51 mil millones de pesos, o sea que 118 mil millones de pesos circularán en Sonora y podrán llegar a sus bolsillos como sueldo, por algo que venda, o algún servicio que brinde.

De eso se trata cuando se habla de incentivar la inversión de los sectores de producción, llámese minería, agricultura, industria, comercio o la que usted guste.

En esta lógica se mueve la economía en cualquier parte del mundo, o como dirían los expertos, se busca elevar el Índice de Complejidad Económica (ECI).

El ECI mide las capacidades productivas de una localidad a partir de la presencia de actividades como el empleo, industrias o exportaciones, y de esta forma predice el nivel de ingreso, crecimiento económico y desigualdad social.

Con estos antecedentes, es inconcebible que en lugar de dar certeza jurídica a las inversiones mineras se ahuyenten, como actualmente se está haciendo con la reforma aprobada en la Cámara de Diputados donde reserva para el Estado mexicano la explotación del litio, lo que deja fuera al sector privado.

Con este hecho se pone en riesgo el empleo de más de 3 millones de familias que dependen de esta actividad, con sueldos dignos, así como el bienestar de más de 690 comunidades donde no hay posibilidad para desarrollar otra actividad económica, y lo peor es que apenas se está en la etapa de exploración del litio, es decir, faltan años y grandes inversiones para saber si existe el mineral donde se cree que hay.

Súmele a eso el extrañamiento público de Grupo México ante las declaraciones del senador Napoleón Gómez Urrutia de que "ha visto" a senadoras o senadores "leyendo" supuestos documentos enviados por la empresa.

Y luego por qué nos sorprendemos de que Estados Unidos haga campañas para promover derechos en México, como actualmente sucede con el tema del sindicalismo.

Recuerde, toda acción tiene una reacción, o cada causa tiene su efecto.

Gracias por su atención y tiempo, y por favor ¡sonría!, recuerde que podría ser peor.

 


Más información en esta sección
Comentarios

Matando a la gallina de los huevos de oro" />