X
¿DESEAS RECIBIR ESTA Y OTRA INFORMACIÓN VÍA CORREO ELECTRÓNICO?

background img
Undo




Profesionales de la salud deben contar con las herramientas adecuadas para enfrentar los retos actuales

Redacción / 2021-05-01

Para Roche México uno de los puntos medulares para enfrentar los retos a los que se enfrentan los sistemas de salud, es la profesionalización y los esfuerzos educativos que se realizan en beneficio de los estudiantes que actualmente conforman las que serán las nuevas generaciones que brinden atención médica a la población.

Por esta razón y con el objetivo de mostrar las diferentes aristas que componen el complejo entorno educativo en la formación de profesionales de la salud, así como los retos a los que nos enfrentamos como país, Roche México llevó a cabo el panel “Atención médica en México; preparando futuras generaciones de profesionales de la salud”.

El propósito de este encuentro fue entablar un diálogo entre expertos de entidades educativas y de salud que tienen la misión de desarrollar a las nuevas generaciones de especialistas, además de compartir mejores prácticas y la visión particular de cada institución ante el cada vez más desafiante contexto que enfrentan los sistemas de salud. 

El evento virtual fue moderado por la reconocida Q.F.B. Carol Perelman, y contó con la participación del Dr. Adolfo Javier Romero, director General de la Universidad de la Salud de la Ciudad de México; el Dr. Juan Talavera, quien forma parte del equipo de Enseñanza del Hospital ABC; la Dra. Irene Durante, secretaria General de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y el Dr. Tomás Barrientos, presidente del Proyecto Sistema Universitario de Salud Anáhuac de la Universidad Anáhuac México.

Durante el panel, los especialistas coincidieron en la urgencia que existe actualmente para adecuar los planes de estudio de las diversas carreras vinculadas a las ciencias de la salud y el perfil con el cual deberá contar el profesionista egresado, sobre todo, en este contexto de adopción acelerada de nuevas tecnologías diagnósticas y de tratamiento en el ámbito de la medicina y los relevantes cambios en la atención que trajo la emergencia sanitaria por COVID-19.

Destacaron que en el último año se ha incrementado el número de estudiantes interesados en el estudio de las ciencias de la salud, por lo que es imprescindible que se trabaje en programas de estudio y alianzas que mejoren su preparación académica, ya que el ámbito educativo es cada vez más competido y los cambios y avances son cada vez más acelerados.

Además, precisaron que es indispensable la profesionalización y formación de estudiantes en áreas de la salud a partir del fomento de la investigación y la divulgación en innovación y tecnología relacionados con la atención, el tratamiento y el bienestar de los pacientes. Y es que nuestros futuros médicos y profesionales deben contar con una educación integral. 
 
Existe otro gran reto que también corresponde a quienes ejercen profesiones afines: reducir la brecha generacional entre los presentes y futuros médicos, enfermeras, investigadores y demás perfiles enfocados a brindar atención médica. Para ello, es necesario contar con una permanente actualización sobre el conocimiento médico-científico, en particular, sobre las nuevas tendencias médicas y los avances generados a nivel mundial.

Finalmente, refrendaron el compromiso, de trabajar en iniciativas, planes de estudio, programas, que impulsen la actualización y divulgación del conocimiento para que los futuros profesionales de la salud no queden rezagados ante el avance acelerado de la ciencia y puedan ser los aliados que los pacientes necesitan en su camino por la recuperación de la salud y parte de la construcción de sistemas de salud eficientes y sostenibles.

Rachelle Neumann líder de Comunicación de Roche México, concluyó: “Hoy más que nunca se ha evidenciado que solo a partir de alianzas entre diversos sectores involucrados e interesados en la mejora de la atención integral del proceso que vive el paciente y sus familias se logrará marcar una diferencia y una transición hacia herramientas médicas que sumen a la mejor en la calidad de vida de la población mundial”. Agregó que la educación y formación de los profesionales de la salud es la base para hacer de un ecosistema de salud sostenible, una realidad.

Más información en esta sección
Comentarios