X
¿DESEAS RECIBIR ESTA Y OTRA INFORMACIÓN VÍA CORREO ELECTRÓNICO?

background img
Undo




Restyling del PRI

Armando Vásquez / 2019-08-12

YA VE USTED CÓMO los manejadores del marketing –los famosos filósofos teóricos--, emplean una palabra que engloba todo un concepto, pues bien, ahora  lo que requiere el PRI es un “restyling” que se puede traducir como remodelación, renovación, rediseño, lavado de imagen o como quiera llamarle.

Las etapas de las organizaciones de cualquier tamaño, son similares a los ciclos de la vida. Sin embargo, cuando la vejez llegó, eso de que renovarse o morir es muy cierto.

Considerado un partido de centro derecha, el PRI  fue fundado el  4 de marzo de 1929 (hace 90 años) bajo el nombre de Partido Nacional Revolucionario (PNR) por el expresidente Plutarco Elías Calles.

En 1938 fue reconstituido como Partido de la Revolución Mexicana (PRM) y en 1946 fue refundado, adoptando su nombre actual.

? Fue el partido gobernante en México durante setenta años consecutivos, de 1930 a 2000. 70 añitos en los cuales su desgaste natural le rebasó con todo y estatutos emanados y modificados en sus 23 asambleas nacionales.

Ya sabemos que en 1988 sufrió su mayor escisión –conforme a la caída del Muro de Berlín que vino a cambiar los escenarios políticos mundiales--,  y nació el PRD, mismo que a su vez fue partido en dos y nació Morena en una historia muy conocida.

Morena pues, vendría siendo el nieto mal querido, no deseado, del PRI, de allí lo  berrinchudo, enojón y el odio que se carga contra todo lo que haya surgido del Revolucionario Institucional, incluyendo las instituciones propias del sistema y que AMLO se ha encargado de destrozar aduciendo a su vez que sus acciones corresponden a un plan observable en el llamado Foro de Sao Paulo.

Si el contexto lo vemos así, entenderemos porque Ivonne Ortega alega que de ganar Amlito el PRI se convertiría en un satélite de Morena. ¿Y cómo no le va a tener coraje André Manué al PRI si no le permitió llegar a la Presidencia de la República en más de 18 años?

Llegó AMLO de 65 años de edad y saldrá de 70. No logrará disfrutar una vida de estadista, ni de estrella de rock,  pues sabe muy bien que luego de un infarto el corazón se debilita en automático. Amén de que el disfrute no es el mismo a los 70 que a los 50, por ejemplo como bien lo dejó en claro García Marquez en su novela  “Memorias de mis putas tristes”.

Pero se dará el gusto de ver doblegado a un PRI que no está educado en ser oposición y prefiere negociar –vendiéndose o rentándose--, antes que enfrentar su presente.

¿Es cobardía?, un poco de ello, pero en lo personal veo que los dirigentes del PRI buscan la supervivencia como partido político utilizando la estrategia del rastrerismo  a la espera de un futuro en el que puedan regresar. Con el PAN en el poder les llevó doce años, ¿cuánto tardarán con Morena, su monstruito?...

Entonces, si el PRI quiere cambiar, el primer paso es transformar su cara, su imagen, lavarla pues, cambiando de nombre lo cual no es una propuesta novedosa pues se ha pensado en ello desde hace una veintena de años. Hay pros y contras, pero sería un primer paso. De allí pueden venirse los demás como cambiar su estructura y organizarse por circunscripciones –es decir, control regional, no nacional--, y claro está, reforzar sus jefaturas con sangre joven, menor de 35 años para conformar la nueva capa o nata política del PRI.

Claro, no es tan fácil que los antiguos quieran soltar el poder,  de allí que si el PRI no se renueva, si corre el riesgo de morir de inanición por falta de  integrantes que se irán a otro partido en el sangrado gradual producto de  la decepción.

Morena como partido apenas va naciendo. De allí que ex priístas puedan apoderarse de ese partido dejando seco al PRI.

No pierda a su vez un detalle. El arrastre de los males que le causarán daño severo a Morena empezará en  el 2021 cuando el dedo de AMLO  --ya convertido en el dios del dedo--, venga a favorecer a unos y a perjudicar a otros cuando de elección de candidatos se trate y eso abrirá heridas, causará escozor, traerá divisionismo, igual que ocurre en todos los partidos que es cuando la liana empieza a moverse.  Aquí se ve una lucecita de esperanza para el PRI, el PAN y otros partidos.

También será en el 2021 cuando el PRI sufra prueba del ácido ubicado en el suelo y boca abajo y jure usted que su voto duro, muy posiblemente esté integrado por hombres de entre 35 y 55 años, rango en el cual se inserta la clase media, lo cual amerita un análisis aparte, pero que será la clase mayormente atacada por AMLO.

En vía de mientras, en unos días más y viendo los nombramientos de los nuevos jerarcas del PRI  vamos a poder visualizar algunos posibles escenarios del devenir del Revolucionario Institucional en el corto plazo.

EN FIN, por hoy es todo, mañana le seguimos si Dios quiere.

Armando Vásquez Alegría es periodista con más de 30 años de experiencia en medios escritos y de Internet, cuenta con posgrado en Administración Pública y Privada.

Correo electrónico: archivoconfidencial@hotmail.com

Twitter: @Archivoconfiden

https://www.facebook.com/armando.vazquez.3304

Más información en esta sección
Comentarios