X
¿DESEAS RECIBIR ESTA Y OTRA INFORMACIÓN VÍA CORREO ELECTRÓNICO?

background img
Undo




La acción política se fortalece cotidianamente en los espacios de convivencia creados por la gente para resolver sus problemas.

Redacción / 2019-03-15

“Es importante poner atención de qué bocas salen las historias a través de las cuales vivimos y si dentro de estas son posibles los sueños, esperanzas, compromisos y principios en donde quepan todas y todos, donde sean posibles los mundos que queremos y necesitamos ver”, destacó Alfonso Díaz Smith.

El titular del Colegio de Prácticas Narrativas en su participación en El Colegio de Sonora, esta tarde, mencionó que el objetivo de su trabajo es conocer las estrategias de la narrativa para explorar las respuestas de personas y grupos hacia situaciones de abuso y violencia en la comunidad.

Durante el conversatorio-taller Prácticas narrativas y herramientas para trabajar con niñas y niños en contexto de violencia de Estado, el expositor agregó que con este taller se pretende invitar a los asistentes a desarrollar habilidades para desarrollar habilidades para contribuir a que personas, grupos y comunidades narren sus identidades en términos propios y habilidades de curiosidad genuina.

También desarrollar habilidades de documentación de las historias, desarrollar habilidades para la creación de vínculos entre personas y comunidades que compartan historias similares, reflexionar sobre el poder y cómo podemos responder a él y finalmente sobre cómo las historias construyen nuestras identidades.

Por su parte la dramaturga, Laura García Jiménez compartió sus experiencias con niños migrantes y sobre cómo la lectura y la interpretación de textos aportan a los menores un espacio para desahogar sus sentimientos y distraerse del contexto violento en el que viven.

El doctor Rafael Mondragón Velázquez, añadió que es importante construir escuelas, organizar bibliotecas populares, centros de salud, espacios sindicales y barriales donde se ejercite cotidianamente la utopía.

Lo anterior, sostuvo, en el sentido de que el espacio restringido del día a día puede convertirse en anticipo de lo que podría ser la sociedad liberada en el futuro con la capacidad de reunirse, expresar sus problemas, reflexionar en conjunto y actuar de manera coordinada.

“Es necesario realizar un esfuerzo de contención: no hablar demasiado de lo que uno cree; permitir que el niño, que se pertenece a sí mismo, construya las mediaciones necesarias para apropiarse de una fuerza que carga sin saberlo; ayudar a que se vuelva visible la reflexión del niño sobre el mundo que, a pesar de estar latente, ha sido invisibilizada”, finalizó.

La doctora Nohora Constanza Niño Vega, investigadora de El Colson fue la moderadora del evento e invitó al público a asistir a la presentación de libro del doctor Mondragón Velázquez, el viernes 15 de marzo de 2019 a las 11:00 horas.

Más información en esta sección
Comentarios