X
¿DESEAS RECIBIR ESTA Y OTRA INFORMACIÓN VÍA CORREO ELECTRÓNICO?

background img
Undo




Diplomado en Nanotecnología: alto impacto en la industria

Redacción / 2018-04-17

Por Chessil Dohvehnain

San Luis Potosí, México. (Agencia Informativa Conacyt)

Del 23 al 27 de abril de 2018, el Instituto Potosino de Investigación Científica y Tecnológica (Ipicyt) celebrará un diplomado en Nanotecnología: alto impacto en la industria, dirigido a emprendedores, industriales consolidados, inversionistas, académicos y directores de áreas de gobierno con la visión de buscar el desarrollo local y nacional, y fomentar la inversión y la inserción de tecnología mexicana en el mercado global por medio de proyectos de innovación tecnológica.

En entrevista, el doctor Emilio Muñoz Sandoval comenta que la intención de organizar este diplomado es “demostrar que el uso de la nanotecnología para la innovación industrial produce un impacto importante en la plusvalía de productos y dispositivos comerciales. Va dirigido a personas audaces y emprendedoras, que son la gente que se arriesga para producir cosas innovadoras, ya que la cuestión con los negocios y el comercio es la búsqueda de oportunidades para obtener ganancias de un producto innovador, nuevo e impactante. Y la nanotecnología produce ese tipo de productos”.

Para el investigador titular de la División de Materiales Avanzados del Ipicyt, quien ha realizado estudios de posdoctorado en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y en Holanda, este diplomado ofrece una oportunidad única para inversionistas y emprendedores mexicanos para conocer el estado actual de las investigaciones en nanotecnología, así como los distintos materiales con potencial aplicación en productos y procesos industriales.

“No solo van a venir y escuchar una charla, sino que les mostraremos todos los aspectos y aplicaciones posibles, así como las justificaciones científicas y empíricas. Y de acuerdo con el número de asistentes, vamos a tratar de sacar proyectos semilla para cada participante”.

Una probadita de impacto: nanomateriales y aplicaciones

Los nanomateriales son tecnologías creadas a escalas de nanómetros (o la mil millonésima parte de un metro). Si se pudiera tener una imagen de un cabello visto a través de un microscopio electrónico, se vería dicho cabello como una línea bastante gruesa y definida a una escala de 70 micras (0.007 centímetros). Y si al lado de tal cabello hubiera nanomateriales como los nanotubos de carbono que investiga el doctor Emilio Muñoz, estos se verían como un manojo de hebras casi invisibles que resultarían ser aglomeraciones de miles y miles de dichos materiales.

Esta tecnología, de la cual se hablará en el diplomado, famosa desde la década de 1990 por sus propiedades físicas de alta resistencia, conductividad eléctrica y ligereza, forma parte de una revolución tecnológica importante para los sectores energéticos e industriales de cara al futuro.

“Pero la revolución donde se va a ver más es en la nanobiomedicina. Esto es importante porque los estudios que se realizan en este campo tardan años. Investigadores han incursionado con estas nuevas tecnologías para tratamientos contra enfermedades emergentes o graves como el cáncer”.

En su texto publicado en el International Journal of Nanomedicine, titulado “Citotoxicidad inducida por nanotubos de carbono en gliomas malignos experimentales”, se reveló la potencial eficacia en laboratorio que resultan tener los nanotubos con nitrógeno para el transporte de fármacos en la lucha contra el glioblastoma, uno de los principales tumores malignos que afectan el sistema nervioso central y que causa 2.3 por ciento del total de muertes por cáncer en Estados Unidos.

Pero aún es una probabilidad ya que, como dice, los protocolos de evaluación y revisión son procesos que llevan mucho tiempo para la comercialización de posibles tratamientos. Además, menciona que sobre muchos otros avances en nanomateriales que salen al mercado, debemos ser cuidadosos.

Al respecto comenta sobre los rumores comerciales que existen sobre nanomateriales que componen productos como vestimenta o equipo militar de defensa. Contenido tecnológico que muchas veces no es explicitado por las compañías y que permite una situación ante la cual debemos ser precavidos.

“Nosotros, por ejemplo, estamos produciendo material que no necesita tantos requisitos para utilizarlo en materiales de venta común, pero que debe ser revisado y autorizada su venta por los organismos oficiales. Entonces estamos proponiendo la unión de ambas fuerzas (científica y empresarial) para aprovechar la experiencia que nos permita contar con nichos de oportunidad comercial a nivel mundial inmediatos”.

Pero así como existen cosas a las cuales hay que estar precavidos, también las posibilidades de aplicación son prometedoras, como en el caso de la nanobiomedicina. Un ejemplo más cercano puede ser la industria de ropa y calzado regional de la cual forman parte pequeñas y medianas empresas como las de León, en Guanajuato.

“He invitado a gente de León que pueda incluir ese nanomaterial, para cumplir objetivos empresariales como la reducción de peso o la mejora mecánica. Claro que sería por el momento difícil competir con Nike, por ejemplo. Pero en León, el tenis que hacen es muy bueno. Y ahora imagínate si les ponemos nanotecnología y los probamos y resultan efectivos, además de seguros. Ese producto se vendería rápido”.

Un diplomado para la innovación y el desarrollo social

“Una investigación exitosa en nanociencia y nanotecnología tiene que tener como ingrediente principal la multidisciplina. De lo contrario, los resultados pueden verse limitados”, opina el doctor Emilio Muñoz, para quien las nanociencias y nanotecnologías están rompiendo paradigmas educativos y de investigación gracias a su rápida incursión en todas las áreas del conocimiento.

Así, la gente que asistirá al curso podrá conocer posibilidades de aplicación e inversión de la nanotecnología para la fabricación de materiales, productos y servicios de alto impacto en amplios sectores de la industria. Situación que para nuestro país representaría una gran oportunidad de desarrollo, sobre todo para las pequeñas y medianas empresas nacionales.

“Necesitamos que las y los emprendedores se fortalezcan, y la única manera de hacerlo es por medio de la innovación. Y una de muchas maneras para innovar hoy día, es por medio de la nanotecnología”, declara convencido el coautor de uno de los artículos más citados en 2010 de la prestigiosa revista Nano Today.

En ese tenor, durante el diplomado asistirán expertos sobre remediación de aguas que proponen el uso de la nanotecnología para aumentar la eficiencia en el tratamiento de aguas residuales, así como expertos en la fabricación de supercapacitores y baterías para proponer la aplicación de estas tecnologías en el campo comercial.

Y es que en el diplomado, a partir del cual se buscarán generar proyectos semilla de inversión y desarrollo tecnológico en la industria, también se busca promover la inserción de tecnología mexicana en el mercado global.

“Es una oportunidad para las pequeñas y medianas empresas también, ya que en mi opinión personal, son estas las que pueden incentivar el desarrollo económico y tecnológico del país”.

El diplomado tendrá una duración de cinco días de charlas magistrales presenciales, de 9:00 a 18:00 horas, y será impartido totalmente en español. 

Más información en esta sección
Comentarios